"Combo Caacupeño": Chipa con butifarra, el menú infaltable en Caacupé


Chipa con cocido para el desayuno y chipa con butifarra para el tereré rupá es el menú más económico y buscado por los peregrinos en Caacupé. Unos 14 vendedores se encuentran apostados detrás de la Basílica y otros en el paseo peatonal al costado de la misma.

El "combo caacupeño", como se lo conoce, cuesta G. 4.000; la chipa se vende a G. 2.000, y ya es opción de cada uno acompañarlo con una butifarra o un vaso con cocido, que también están a G. 2.000.
Máxima Noguera, una pobladora de la zona, se instala cerca de la Basílica, cada año, en compañía de sus hijas para vender chipa, cocido y butifarra.
"Vendo esto desde hace 32 años y estamos 24 horas desde el 28 de noviembre hasta el 8 de diciembre", relata la mujer.
Recuerdos. Los que llegan a la Villa Serrana, por lo general, quieren llevar algúnsouvenir o regalos.
Los locales comerciales que se encuentran en las calles aledañas ya renovaron su stock para la ocasión, mientras que otros, como cada año, se ubican en el paseo peatonal que va desde la Basílica hasta la zona comercial.

En ese lugar se puede encontrar rosarios desde G. 5.000, remeras con la imagen de la Virgen desde G. 15.000 hasta G. 35.000, imágenes de la Virgen de Caacupé en todos los tamaños y precios. La más cara cuesta G. 250.000.
También pueden adquirirse velas, pantallas, sillas plegables, sombreros, kepis, zapatillas, cruces luminosas y pañuelos.
Tatuajes. En medio de las imágenes sacras y cruces que se encuentran a la venta está un puesto de tatuajes temporales donde un joven se encarga de realizar las pinturas con diseños propios o de acuerdo a lo que el cliente solicite. Los precios varían de acuerdo al trabajo y van desde G. 15.000. "Los tatuajes que yo hago duran entre 10 y 15 días y no todos piden el rostro de la Virgen o de Jesús", manifestó el artista.
Comedor. Desde el año pasado los vendedores ambulantes y comerciantes de alimentos que se encontraban al costado de la Basílica fueron reinstalados en el ex Mercado Municipal, donde cuentan con infraestructura necesaria.
Una de las cocineras y comerciantes comentó que allí ofrecen un techo que les cubre del sol y la lluvia, sillas y mesas, además de un servicio a bajo costo y con menú variado.
"Estamos desde las cinco de la mañana hasta la medianoche vendiendo comida recién hecha", explica María.
Precios. Pancho G. 3.000; butifarra G. 4.000; muslo de pollo G. 8.000; muslo de pollo con ensalada G. 10.000, morcilla a G. 5.000 y el plato de comida a G. 10.000.
El menú es variado, se encuentra desde comidas típicas, asaditos, embutidos hasta caldo de pescado y todo tipo de bebidas.
Los hoteles que rodean a la Basílica también ofrecen su gastronomía, así como los restaurantes y bares de la zona.
La gastronomía para los días de mayor afluencia en la capital espiritual del Paraguay no es un problema ya que existe variedad en menú y precios.

Fuente: http://www.ultimahora.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...