Vorí Vorí, plato típico del Paraguay + Poesía


El vorí vorí es un plato típico del Paraguay. Se trata básicamente de un caldo espeso en el que se encuentran dispuestas pequeñas bolas de harina de maíz y queso.

Como todo plato de la gastronomía popular paraguaya, el vorí vorí es rico en valores proteínicos y calóricos, 


El nombre “vorí vorí” es esencialmente guaraní. La palabra “vorí”, que duplicada designa al plato, es un derivado del español “bolita” (en alusión a las pelotitas de maíz que se encuentran en el caldo); el vocablo “bolita” guaranizado fue “borita” y, finalmente, se apocopó en “vorí”. Luego, “vorí vorí” es “bolita, bolita”.


El “vorí vorí” es uno de los pocos platos de la vigorosa cocina paraguaya que logró permear los distintos estratos sociales, llegando a consumirse tanto en requintados banquetes como en humildes mesas de ranchos campesinos.


Cuenta la leyenda que la cocinera de don Carlos Antonio López (Primer Presidente Constitucional del Paraguay) preparaba este plato y se le pasó la cocción y se formó una pasta. Entonces, para solucionarlo, la enfrió rápidamente, le agregó huevos y la metió al tatakua (horno a leña). Como don Carlos esperaba una sopa paraguaya, y ella le trajo una comida sólida que igualmente le agradó, la bautizó como "vori vori".

Este delicioso plato fue preparado por Magdalena Coronel Santacruz, una auténtica cocinera paraguaya. Y no sólo eso, sino que también tomó las fotos, que hoy son sinónimo de vorí vorí en Internet.

HACIENDO VORI VORI (VORI VORO’APO)

Arriba ya niña
dejemos la cama,
calentemos el agua
para hervir el maíz
variedad de chipa.
Al hervir un rato
saquemos un grano
mordiendo en la boca
el punto sabremos
de sacar y enfriar.
El viento suave
ayuda a secar,
tan pronto en mortero
podremos pisar.
Con ágiles brazos
y rítmicos golpes,
harina será.
Traigamos cedazo,
colemos, limpiemos
y queden afrechos,
con leche y azúcar
¡que energía dará! 
Maíz a montones, 
con queso y sal 
con caldo exquisito 
de blanda gallina, 
la mezcla se hará. 
Blando amasemos, 
manos y dedos
alegres y diestros 
cortando estarán 
Bolitas juntemos,
y en caldo caliente
echemos juntitos;
cuidemos, cuidemos,
que si no lo hacemos,
polenta se hará.
Bolitas bolitas,
hierven a punto
en caldo de ave,
ya pronto estarán.
Arriba se asoman,
hinchaos redondos,
caliente sabroso 
soplando, soplando
comamos vori.

(De Pedro Encina Ramos y Tatajyva - Traducción de Teresa Méndez-Faith)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...