Video- Ruta Jesuítica Guaraní: paraíso turístico en Paraguay



A partir de 1609, la Compañía de Jesús inició en Paraguay, un increíble experimento de colonización y vida comunal. En la actualidad, vestigios de esa forma de convivencia son reconocidos mundialmente como Patrimonios Universales de la Humanidad Declarados por la UNESCO, como lo son: Santísima Trinidad del Paraná y Jesús de Tavarangüé. El conjunto de Reducciones Jesuíticas comprende las existentes en: San Cosme y Damián, San Ignacio Guazú, Santa María de Fe, Santa Rosa y Santiago, éstos últimos con importantes figuras sacras talladas en madera, componentes esenciales de los museos.


La Ruta Jesuita, es un producto turístico pero ante todo es una maravillosa experiencia de carácter cultural e histórico, en un territorio que ofrece inigualables y valiosos patrimonios, conformados por los museos y remanentes de las Misiones Jesuíticas del Paraguay.


Durante todo el año, los diversos pueblos que integran esta ruta realizan fiestas populares, patronales y festivales que recrean las costumbres y tradiciones con exhibiciones de destrezas ecuestres, exposición y venta de artesanías variadas, interpretación de música folklórica y sacra, y otros, destacándose la celebración de la Semana Santa en Tañarandy y el Carnaval de Encarnación , y los eventos como el Festival Latinoamericano de la Doma y el Folklore y la Fiesta de la Tradición Misionera , el Festival del Ovecha Rague, el Festival del Batiburrillo, del chorizo sanjuanino y el chiriki.

El recorrido cultural de Luces y Sonidos de la Misión Jesuítica Guaraní Santísima Trinidad del Paraná, cuenta la vida que los indios guaraníes y Los jesuitas que compartieron en el siglo XVII en esos lugares.

La labor cotidiana, la majestuosidad del templo, con los efectos de luces y sonidos, transportan al visitante a épocas idas.
Otro de los iconos es el Centro de Interpretación Astronómica Buenaventura Suárez, en homenaje al sacerdote jesuita que construyó el segundo observatorio en nuestro continente en el recinto correspondiente a la Misión Jesuítica Guaraní de San Cosme y San Damián, en el siglo XVIII, empleando materiales que podía obtener en la propia misión, como cristales de cuarzo que encontró a orillas del Río Paraná para confeccionar las lentes. Este centro consiste en un complejo que cuenta con un planetario, observatorio astronómico, sala de proyección multimedia y bloque de servicios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...